Saltar al contenido

Buñuelos de espinaca sin huevo

plato con buñuelos sin huevo de espinaca

Buñuelos de espinaca sin huevo
Califica la receta

Buñuelos sin huevos son muy ricos y éstos de espinaca sin huevos, especialmente. Se envuelve la espinaca con esta masa, por ejemplo y luego se fríe rápidamente. También se puede emplear cualquier verdura. Nosotros utilizamos espinaca congelada aunque se puede emplear la fresca.

INGREDIENTES

1 paquete de espinaca congelada

Agua cantidad necesaria

1 taza de harina de garbanzos

Sal, pimienta, pimentón ahumado, pimentón dulce

1 cucharada de salsa de soja

Como es la pasta de los buñuelos sin huevo….

Esta pasta es sin huevos, pero si quieres unos con huevos puedes probar buñuelos de morrones

Para hacer la pasta de los buñuelos sin huevos, utilizamos harina de garbanzos porque al no utilizar huevo esta harina ayuda por consiguiente a que la masa quede adherida al vegetal. Como resultado le da un sabor muy particular a esta masa tan simple.

Ponemos en un recipiente la harina de garbanzos, el pimentón ahumado, la sal, la pimienta y el pimentón dulce. Después agregamos poco a poco agua mientras vamos revolviendo hasta conseguir una masa de buñuelos. Agregamos la salsa de soja.

Como se terminan los buñuelos sin huevos….

En este caso nosotros utilizamos espinaca congelada y como estaba congelada en cubos nos resultó más fácil sumergirla en la pasta y una vez toda cubierta, freírla rápidamente. Los buñuelos se cocinan muy rápido, en el caso de utilizar otro vegetal que lleva más cocción conviene hacerle antes un precocido. De esta forma nos aseguramos que el vegetal no estará crudo.

Como se fríen los buñuelos sin huevos de espinaca….

Mezclamos la espinaca congelada con la masa de buñuelos. Ponemos abundante aceite en una cacerola más bien chica y con bordes altos. Llevamos el aceite a calentar (no tiene que estar hirviendo, solo caliente).

Tomamos porciones de masa de buñuelos y lo volcamos en el aceite. Lo vamos rotando a medida que se ponen dorados.

Una vez cocido retiramos con una espumadera y los apoyamos en papel absorbente. Sin embargo a pesar de estar fritos se darán cuenta que no absorbe casi aceite. Cuando apoyamos los buñuelos en el papel nos daremos cuenta que el papel no absorbe aceite.

Conviene servirlos calientes se saborean mejor.