Raviolones de ricota y papa

Siempre apostando a recetas originales para complacer a todos nuestros amigos vegetarianos, les sugerimos estos raviolones cuya masa es diferente a todas. Apostamos a brindar recetas con menor contenido de harina y para eso esta receta es un ejemplo.

Porciones: 6 a 8

INGREDIENTES

Masa

  • 2 y 1/2 taza de harina integral fina (300 gramos)
  • 200 gramos de harina de maíz
  • 2 cucharadas de harina de gluten (le incorporamos esta mínima cantidad de gluten para que le da fuerza a las otras harina)
  • 1 huevo
  • 6 hojas de albahaca
  • 1 cucharadita de sal
  • 3 cucharadas de aceite
  • Agua cantidad necesaria

Relleno

  • 2 papas cocidas con cáscara (400 gramos de puré)
  • 3 cucharadas generosas de nueces molidas
  • 350 gramos de ricota rallada
  • 1 cucharada de perejil picado
  • 4 cucharadas de queso rallado
  • 2 huevos
  • Sal, pimienta, nuez moscada

PREPARACIÓN

Paso a paso como se hace la masa….

Poner en procesadora, la harina integral, la sal, la harina de maíz y el gluten y procesar unos segundos para que se unifique, de lo contrario mezclar bien.

Aparte, licuar el huevo, el aceite y la albahaca. Una vez licuado todo, agregar a las harinas y mezclar. A medida que se va mezclando se le agrega de a poco agua hasta que quede una masa consistente pero no demasiado dura.  Se cubre con un paño y se deja descansar mientras se prepara el relleno.

Cómo se prepara el relleno….

Lavar bien las papas y ponerlas a cocinar con la cáscara, ya sea al vapor, o en el microondas. Para cocinarlas en el microondas pincharlas de ambos lados. Ponerlas a cocinar a máxima potencia 2 minutos de cada lado. Una por vez da mejor resultado. Luego pelarlas y pisarlas hasta hacer un puré en caliente. Agregar las nueces procesadas y la ricota procesada o rallada. Incorporar el perejil picado, el queso rallado y 2 huevos grandes. Condimentar al gusto.

Mezclar bien hasta que los ingredientes estén bien integrados. Reservar.

Cómo se arman los raviolones…. 

Ya que es una masa que casi carece de gluten no es elástica y cuesta un poco trabajarla. Por eso conviene tomar pequeños trozos de masa y estirarlos de a uno a mano (no utilizar la máquina de hacer pasta porque en este caso no da resultado).  Nosotros empleamos el molde, que hoy día es muy común, que es la plancha que viene para hacer los ravioles. Estiramos un trozo de masa hasta que la masa lo permita (no queda con el espesor que se puede obtener con la masa de harina blanca) queda muy bien y muy gustosa una vez cocida. Primero espolvoreamos harina sobre el molde, luego apoyamos la masa formando los hoyos para colocar el relleno. Luego rellenamos los huecos abundantemente hasta cubrir el hoyo de cada raviol y ponemos otra capa de masa cubriendo todo la superficie. Pasamos un palote delicadamente para que los raviolones queden sellados y tomen bien la forma, damos vuelta el molde y quedan formados los raviolones. Utilizando una rueda de ravioles los cortamos y los dejamos en una bandeja.

De esta forma continuamos la misma operación hasta terminar con todos los ingredientes.

Cómo se cocinan….

Ponemos una olla con abundante agua y sal gruesa al gusto. Llevamos al fuego hasta que hierva. Destapamos la olla y vamos introduciendo unos cuantos ravioles. Luego esperamos que rompa el hervor nuevamente y los raviolones suban. Dejarlos unos minutos más y retirarlos con una espumadera.

Para servirlos empleamos solo aceite y queso rallado porque al ser tan gustosos nos pareció demasiado servirlos con una salsa. Pero cada gusto es distinto.