Budín con trigo burgol

Una comida sana nos lleva a actitudes y pensamientos buenos y aplaca la inquietud de nuestro interior. Por eso no nos cansamos de sugerir platos sanos con variedad de ingredientes que otorgan sabor y calidad a nuestros alimentos, como éste.

Porciones: 4 o 6

INGREDIENTES

  • 1 taza de trigo burgol
  • 2 tazas de agua caliente (500cc)
  • 1 taza de lentejas crudas
  • 3 tazas de agua (750cc)
  • 3 cucharadas de aceite
  • 1 cebolla rallada
  • 1 morrón rojo picado (pimiento, ají dulce)
  • 1 puñado de brotes de alfalfa
  • 1 cucharada de perejil picado
  • 4 hojas de albahaca fresca o 1 cucharada seca
  • 2 cucharadas de fécula de mandioca o almidón de maíz
  • 1 taza de queso rallado
  • 2 huevos
  • 5 aceitunas

 

PREPARACIÓN 

Cómo se preparan el trigo burgol y las lentejas….

Poner el trigo burgol en un recipiente y cubrirlo con el agua caliente. Dejarlo un rato hasta que se hidrate y hasta que haya absorbido todo el agua.

Aparte, poner las lentejas en una cacerola y cubrirlas con 3 tazas de agua. Llevar al fuego y cocinar hasta que estén a punto. Generalmente absorben todo el agua al final de la cocción, de no ser así escurrirlas y reservarlas.

Cómo se preparan e incorporan los otros ingredientes….

Poner en una cacerola 3 cucharadas de aceite y llevar a calentar. Una vez caliente agregar la cebolla rallada, algo de sal y rehogarla. Luego incorporar el morrón picado y cocinar hasta que esté blando, revolviendo para evitar que se queme. Retirar del fuego y añadir los brotes de alfalfa y el perejil picado.

Aparte, mezclar las lentejas con el trigo burgol y agregarle la preparación anterior. Añadir la albahaca picada, el queso rallado, los huevos, las aceitunas picadas y la fécula de mandioca. Revolver todo hasta formar una preparación homogénea.

Cómo se cocina el budín….

Aceitar y enharinar un molde de 20cm de diámetro o la forma que más te guste. Volcar la preparación del budín y llevar a cocinar a un horno precalentado moderado 180º durante 30 minutos o hasta que se vea firme. Retirar y dejar enfriar un poco y luego desmoldar.

Se puede comer tanto caliente, tibio o frío acompañado de una ensalada fresca.