Saltar al contenido

Polenta con brócoli apto para celíacos

La polenta se elabora con harina de maíz, harina que resulta de moler los granos de maíz. Es junto al trigo uno de los cereales más importantes del continente americano, y gracias a él lograron sobrevivir las antiguas civilizaciones indígenas. Es un gran aliado de los deportistas ya que contiene gran cantidad de hidratos de carbono, un generador de energía, tan necesitada por los que practican deportes. Es además de fácil digestión. Contiene en este caso otra virtud, carece de gluten lo cual lo hace un gran alimento para las personas celíacas y para quienes son alérgicos al gluten.

Porciones: 4

INGREDIENTES
1 planta de brócoli
1 taza de harina de maíz
5 tazas de agua
1 pocillo (de café) de aceite
3 dientes de ajo
150 gramos de queso cremoso
Sal y pimienta

PREPARACION
Limpiar el brócoli, quitando los troquitos, pelándolos, y cortándolos en trozos, separar los ramitos.

Hervir el agua con dos cucharadas de aceite y sal a gusto.
Cuando rompe el hervor echar en forma de lluvia la harina de maíz, revolviendo con cuchara de madera, agregar el brócoli y cocinar de 5 a 10 minutos.
Volcar en una fuente para horno aceitada.

Calentar el resto del aceite con los ajos hasta apenas dorarlos y volcar encima de la polenta.
Cubrir con el queso y llevar al horno hasta gratinar.
También se puede cubrir la polenta y los brócoli con una salsa de tomates.