Saltar al contenido

Pimientos rellenos de arroz

pimmientos verdes rellenos

Pimientos rellenos de arroz
Califica la receta

Porciones: 4

INGREDIENTES
4 pimientos,(morrones, ajíes dulces rojos o de varios colores)
1 cebolla rallada
2 cucharadas de aceite de soja
2 cucharadas de avena instantánea
2 tazas de porotos, (frijoles) de soja
2 hojas de laurel
1 taza de arroz integral
3 tazas de caldo de verdura
1 cucharadita de orégano
1 cucharadita de tomillo
pizca de ají molido
1 cucharada de salsa de soja

Salsa bechamel
1 taza de leche de soja o caldo
1 cucharada de fécula de papa o almidón de maíz
1 cucharada de margarina ( manteca vegetal )
sal, pimienta y nuez moscada

PREPARACIÓN
Esta es la forma correcta de cocinar las legumbres para digerirlas bien y que no produzcan malestar.
Poner los porotos de soja en remojo en abundante agua y dejarlos durante casi un día entero.
Escurrirlos y colocarlos en una cacerola con abundante agua.
Llevar al fuego y una vez que rompe hervor, dejar cocinara 5 minutos.
Apagar el fuego y colarlos nuevamente.
Volver a ponerlos en la cacerola, cubrirlos con agua y agregar las hojas de laurel.
Dejarlos cocinar a fuego medio hasta que estén tiernos.

Una vez a punto retirarlos, escurrirlos y procesarlos en caliente.

Aparte cocinar el arroz integral en el caldo de verduras para que tome más sabor.
El arroz integral de cocina con 3 tazas de agua.
Llevar al fuego hasta que rompe hervor.
Bajar el fuego al mínimo y cocinar hasta que esté a punto con la cacerola tapada.

Una vez pronto procesarlo y ponerlo en un bol junto con el paté de soja.

Rehogar un poco la cebolla rallada con el aceite, retirar e incorporar la avena y los condimentos, mezclar bien y agregarlo a la soja y al arroz.

Aparte preparar una bechamel poniendo en una cacerola chica la fécula.
Agregar de a poco y revolviendo la leche de soja.
Incorporar la margarina y llevar a fuego suave y revolviendo siempre hasta que la preparación espese.
Continuar revolviendo un minuto y retirar.
Condimentar a gusto.

Incorporar la salsa a la preparación anterior mezclando todo hasta formar una pasta.
Comprobar si está bien condimentada o rectificar los sabores.

Limpiar con un paño húmedo los ajíes.
Cortar la parte superior donde está el cabo y quitar las semillas y con cuidado todos los filamentos blancos.

Rellenar, espolvorear con pan integral rallado y rociar con hilitos de aceite.

Colocarlos en una cacerola uno junto al otro para que no se caigan y cubrir apenas el fondo con agua.
Tapar la cacerola y llevar a fuego bajo hasta que los ajíes estén cocidos.

Si el agua se consumiera se le va agregando de a poco a medida que haga falta pero siempre caliente.
Esta forma de prepararlos los deja sabrosos.
Se pueden acompañar con una ensalada fresca.