Saltar al contenido

La soja un nuevo milagro de la naturaleza


La soja un nuevo milagro de la naturaleza
5 (100%) 2 votes

La soja conocida también con el nombre de soya pertenece a la familia de las leguminosas siendo un alimento muy importante para nuestro organismo.

Los invitamos a conocer las virtudes y las ventajas que nos aporta para que quienes ya lo hacen continúen y quienes no, puedan conocer sus riquezas y el porque de la necesidad de adoptarlo e incorporarlo a la dieta.

La soja no es un alimento nuevo muy por el contrario fue y es cultivada en China desde hace aproximadamente cinco mil años. Fue desde siempre muy valorada por ellos por sus virtudes tanto terapéuticas como diuréticas. Es además considerada una de las cinco semillas sagradas, junto con el arroz, trigo, cebada y mijo.
Japón es otro productor importante junto con India y Estados Unidos, habiéndose extendido su cultivo hacia el sur de Europa.

Occidente recién llegó a conocer su riqueza cuando hizo crisis la situación económica y como consecuencia de la falta de alimento se empleó la soja como medio para sustituir la carne que se tornaba cada vez más cara.
Hoy día, es común llamarla [La carne vegetal] o [El alimento del futuro].

Por qué se compara con la carne, porque la soja es un nutriente que nos aporta tantas proteínas como la carne pero con la diferencia que no cuenta con los efectos negativos de ella sobre nuestra salud y sí con una enorme ventaja la de no poseer de compuestos purínicos que son los culpables de la formación del ácido úrico.

Se piensa en ella como el alimento del futuro.
Esto está basado en un cálculo estimativo en el que se comprobó que por cada hectárea cosechada de soja cuarenta personas adultas pueden alimentarse durante un año cubriéndose las principales necesidades proteicas de cada uno de ellos.

La calidad proteica de la soja es superior a la de cualquier otro vegetal o animal siendo la composición orgánica de sus proteínas las que se asemejan más a la de la carne.

Las grasas que contiene la soja si bien son muchas la calidad de éstas son inmejorables para nuestro organismo pasando a la categoría de necesarias e importantes.
Posee ácidos grasos no saturados como grasas fosforadas tan necesarias para el sistema nervioso ya que son productores de él.

El contenido de lecitina que posee ayuda al mejoramiento de distintos órganos tal como hígado, riñones, corazón.
Es de gran utilidad para quienes padecen de hipertensión, gota, reuma etc. En fin, para todas las afecciones causadas por el exceso de ácido úrico.
Es particularmente eficaz para las personas hipertensas dada su relación sodio-potasio.

Posee propiedades diuréticas.
Contiene vitaminas en cantidades abundantes principalmente A y B además de B12, C, E, F, K y U.
Minerales que aporta la soja, fósforo, hierro, cobre, zinc, manganeso, nitrógeno, potasio, azufre, cloro, yodo, aluminio.

Vamos a hacer una breve síntesis de la importancia de este alimento.

Sus proteínas reponen las células del cuerpo.
Forman hormonas y entran en la composición de la sangre.
Sus hidratos de carbono proveen energía y calor al organismo.
Sus grasas favorecen a los tejidos óseos dentarios, sanguíneos y plasmáticos.

Sus minerales regulan las funciones del cuerpo y del sistema nervioso además de combatir infecciones y proteger la piel.

Es importante destacar que con la soja se elabora una leche conocida como leche de soja de excelente calidad. La misma contiene agua, proteínas, grasa, ceniza, hidratos de carbono, calcio, fósforo, tiamina, riboflavina, niacina.

COMO ELABORAR LECHE DE SOJA EN NUESTRA CASA
Ponemos a remojar el poroto de soja durante 36 horas cambiando el agua cada 8 horas para que no fermente.
Cuando realizamos el último cambio cuidamos que la proporción sea de una parte de porotos por tres de agua.

Una vez pronto se coloca en pequeñas cantidades en el vaso de la licuadora utilizándose el agua de remojo para licuar.

Una vez licuado se coloca en un recipiente amplio y se pone a hervir revolviendo de vez en cuando por espacio de una hora aproximadamente.
Se retira del fuego y cuando la temperatura lo permite se procede a colar la preparación revolviendo constantemente la mezcla.

La leche obtenida se pone nuevamente al fuego.
Se le puede agregar sal, canela, miel, clavo de olor, etc, de acuerdo al gusto de cada uno. Se cocina 10 minutos más y se retira. Ya está pronta para usar.

Además de la leche de soja también podemos obtener yogur de soja y el famoso tofu o queso de soja.
Como se ha podido comprobar las cualidades y riquezas de la soja son tantas que no pueden pasar desapercibida, de ahí nuestra sugerencia de que comiencen a consumirla y a comprobar por ustedes mismos todas estas cualidades.