Saltar al contenido

Información sobre el tomate y beneficios sobre la salud

conjunto de tomates

Beneficios del tomate sobre la salud es considerado hoy día un ingrediente fundamental de todas las cocinas. Es considerado una fruta-verdura. El contenido de azúcares simples que posee es algo superior al de las verduras en general. Eso le da un ligero sabor dulzón. Se utiliza muchísimo en la comida y sobre todo en ensalada, ayuda a refrescarnos los días de calor.

Su nombre deriva de la palabra tomatl de origen azteca. Es originario de América, y más exactamente de los Andes peruanos. Los primeros tomates que se llevaron al viejo mundo, eran pequeños y de color amarillo. Por este motivo en Italia se le dio el nombre de pomodoro que significa fruto de oro.

Existen de color rojos, amarillos y verdes.

Debido a su alto contenido en agua es un fruto que tiene pocas calorías. Se calcula aproximadamente 22 calorías cada 100 gramos. Sumado a que cuenta con una cantidad considerable de fibra soluble. Lo hace de gran ayuda en las dietas adelgazantes. Aproximadamente se calcula 94% de agua cada 100 gramos de tomates.

Beneficios del tomate sobre la salud, por ejemplo diremos algunos ejemplos….es muy rico en vitaminas A, B, C y E.
Por ejemplo la vitamina A (retinol) es muy importante para la visión. Como ejemplo de su importancia diremos que el pigmento de la retina más sensible a la intensidad de la luz llamado rodopsina, está formado por vitamina A y una proteína.
Actúa en el mantenimiento de la piel y otros tejidos como cabello, mucosas, huesos y colabora en el buen funcionamiento del sistema inmunológico.

Dentro del grupo del las vitaminas B, cuenta con la vitamina B1 y B3 o también llamada niacina que actúa sobre el sistema nervioso. La función es transformar los alimentos en energía. Así como mantener el buen estado de la piel y regular el funcionamiento del sistema digestivo.

La vitamina C (ácido ascórbico) además de ser un antioxidante participa en la maduración del colágeno. Esta proteína actúa además como el pegamento que une o ajusta toda la estructura de órganos y tejidos que forman el organismo. Es fundamental para la piel, cartílagos y tendones y es la base orgánica de los huesos.

También tiene que ver con la absorción de hierro de los alimentos ingeridos y con aumentar la resistencia frente a las infecciones.
Quienes han estudiado este tema dicen que comiendo aproximadamente 200 gramos de tomate al día logran cubrir el 80% de vitamina C que necesitamos diariamente.

La materia colorante que contiene su interior es muy importante por el alto valor de carotenos con que cuenta. Eso actúa como energizante, mineralizante, vitamínico y equilibrante celular.
Uno de los carotenos es el licopeno, pigmento natural que abunda en el tomate cuando está bien maduro. A su vez el que le da el color rojo intenso que lo caracteriza en ese estado.

Seguimos con los beneficios del tomate, el licopeno es un pigmento que carece de actividad vitamínica. También es un antioxidante que influye en aportar beneficios sobre el sistema inmunológico. Y así colabora en disminuir el riesgo de padecer cáncer de estómago, pulmón y próstata.

Estudios científicos han comprobado los beneficios del tomate, ingerido en forma regular. Ya que al contener antioxidantes, reduce el riesgo de padecer ciertos tipos de cánceres. Ya mencionados anteriormente.
Por eso la importancia de consumir el tomate en el punto exacto de maduración para aprovechar al máximo todos sus beneficios.

El licopeno junto con la vitamina C es un antioxidante y éstos unidos a las vitaminas A y E actúan sobre el sistema inmunológico. Protegiendo al organismo, actuando como amortiguador de los efectos nocivos de los radicales libres. De esta forma colabora en reducir los riesgos cardiovasculares, ayudando a modificar el llamado colesterol malo (LDL-c)
Estas sustancias cumplen con la función de proteger nuestro organismo. A su vez como consecuencia, el ingerir tomate en forma regular contribuye a bajar el riesgo de estas enfermedades.

Tiene numerosas sales minerales. Como potasio, cloro, fósforo, calcio, azufre, magnesio, sodio, hierro, cobre y muchas más, por eso es un alimento sumamente nutritivo. Y gracias a esas sales minerales es que ayuda a neutralizar la acidez. También ayuda a desintoxicar y a actuar como diurético y estimulante de todo el organismo.
Como ejemplo pondremos el potasio, tan necesario para el sistema nervioso, como para la actividad muscular normal. Interviene además en equilibrar el agua en la célula tanto dentro como fuera.

La presencia de cobre ayuda a los jóvenes y a los de la tercera edad, en la formación de sangre. Por eso es importante que los niños en edad de crecimiento lo consuman.

Otra condición favorable es actuar como diurético. Tiene alto contenido de potasio y es bajo en sodio. Esto lo transforma en un alimento eficaz en la eliminación de líquido y toxinas lo que favorece a quienes sufren este problema. También los que padecen hipertensión, gota y cálculos renales. Es además refrescante y colabora en bajar la temperatura corporal en casos de fiebre alta.
Su alto contenido en fibras ayuda a las personas que sufren de estreñimiento. Estas dos últimas condiciones lo hacen un colaborador más en la depuración del organismo.

No es un milagro, ni la solución ideal para aquellas patologías donde sus propiedades influyen para bien. Sí podemos asegurar que es un camino más, que debemos conocer para continuar corrigiendo nuestros hábitos alimentarios.