Fainá con cebolla y tomate

fainá con cebolla y tomate

Fainá de cebolla y tomate. Sabemos que el fainá se prepara con harina de garbanzos. Pero hay variantes que se hacen con harina de trigo o féculas y se pueden agregar otros ingredientes. Hoy presentamos éste fainá con cebolla y tomate. Tanto la cebolla como el tomate le da un sabor exquisito. Hay otros gustos fainá de queso parmesano y queso crema

INGREDIENTES

  • 5 cucharadas de aceite
  • 2 cebollas
  • 3 cucharadas de almidón de maíz (fécula, espesante)
  • Harina 1 cucharada
  • Polvo de hornear 2 cucharaditas
  • 1 y 1/2 tazas de pulpa de tomate
  • Agua 1/2 taza
  • 1 tomate picado
  • Huevos 3
  • Queso rallado 1 taza
  • Perejil picado 1 cucharada
  • 6 hojas de albahaca
  • 125 cc de leche (1/2 taza)
  • Semillas de girasol 50 gramos
  • Sal, pimienta

PREPARACIÓN

Seguidamente te vamos a explicar como empezamos esta preparación….

Comenzamos picando las cebollas. Ponemos el aceite en una cacerola chica y la llevamos al fuego. Cuando el aceite está caliente volcamos la cebolla picada hasta que esté transparente.

Retiramos la cacerola del fuego y añadimos el almidón de maíz y la sémola. Volvemos a llevar al fuego y revolvemos.  Apenas comience a espesar le agregamos de a poco la pulpa de tomate y el agua y continuamos cocinando sin dejar de revolver.

Como continuamos la preparación de la fainá con cebolla y tomate…. 

Retiramos la cacerola del fuego y esperamos a que entibie. Agregamos el polvo de hornear, el queso rallado y condimentos. Inmediatamente incorporamos las semillas de girasol, el perejil picado y las hojas de albahaca cortadas en juliana.

Lo siguiente es cocinarlo…..

Para cocinar el fainá con cebolla y tomate utilizamos un molde de 35 x 24 generosamente aceitado. Llevamos el molde al horno y esperamos que el aceite se caliente. En consecuencia el aceite al calentarse impidirá que el fainá se pegue al molde.

Precalentamos el horno a temperatura un poco alta 190º C.  Colocamos el molde y dejamos cocinar el tiempo que sea necesario.

En este caso puede llevar aproximadamente unos 20 minutos pero dependerá de cada horno. La forma que nos damos cuenta que el fainá está cocido. Cuando los bordes del fainá se contraen y está ligeramente dorado.