Saltar al contenido

Cazuela de porotos (frijoles) negros

Los porotos (frijoles) pertenecen a las legumbres y son ricas en fibras, hidratos de carbono y hierro. Está comprobado científicamente que una ingesta diaria de 100 gramos baja el colesterol. Es rica en fibras esto favorece el tránsito intestinal evitando el estreñimiento y la acumulación de tóxinas en el organismo ayudando a la prevención del cáncer de colon.

Porciones: 4

INGREDIENTES
1/4kg de porotos (frijoles) negros
1 hoja de laurel
4 cucharadas de aceite, preferentemente de oliva
1 cebolla colorada grande
1 morrón verde (pimiento, ají dulce)
2 papas medianas
2 boniatos (batata, camote, papa dulce)
2 tazas de caldo
2 tazas de pulpa de tomate envasada
1 ramo abundante de perejil
2 dientes de ajo
3 cucharadas de semillas de sésamo (ajonjolí )
2 papas ralladas
sal, pimienta a gusto

PREPARACIÓN
Poner los porotos en remojo la noche anterior.
Al día siguiente escurrirlos y ponerlos a cocinar en una olla con abundante agua.
Cuando rompe hervor, dejar cocinar 5 minutos.
Volver a tirar toda el agua. Escurrirlos.
Volcar los porotos en la cacerola y cubrirlos con agua.
Cocinar a fuego moderado con la hoja de laurel hasta que estén a punto.
Una vez a punto se cuelan y se reservan.

Pelar la cebolla y picarla. Cortar el morrón en tiras finas.
Pelar las papas y boniatos y cortarlos en cubos chicos.

Poner en una cacerola el aceite, la cebolla picada y el morrón en tiras.
Llevar al fuego y apenas esté todo caliente agregarle algo de sal y mezclar.
Incorporar las papas y boniatos e ir mezclando mientras se dejan cocinar unos minutos.
Agregar una taza de caldo caliente y continuar la cocción durante 6 minutos.

Agregar la pulpa de tomate, el ajo, todo el perejil picado, las papas ralladas y las semillas de sésamo ( ajonjolí ).
Mezclar y condimentar a gusto.
Cocinar a fuego lento durante 10 minutos e incorporarle los porotos cocidos (frijoles).
Dejar cocinar unos minutos. Luego apagar el fuego y dejar con la cacerola tapada para que los porotos vayan absorbiendo los sabores de la salsa.

De ser posible se deja la cazuela en reposo unas horas antes de comerla.
A pesar de su sencillez es muy sabrosa.