Saltar al contenido

Budin fresco de zanahorias

porción del budínzanahoria

La zanahoria es muy rica en caroteno. Se llama así a la forma vegetal de la vitamina A.
Saberlo es importante ya que esta vitamina desempeña un rol de gran importancia en la prevención del cáncer.Tanto crudas como cocidas, proporcionan potasio en buena cantidad.
Si se comen crudas aportan algo de vitamina C. Son ricas en fibras solubles y casi no contienen grasa.
Lo ideal es elegir las zanahorias de piel suave, de tamaño medio, de color vivo y de textura firme.

Porciones: 6

INGREDIENTES
1 y 1/2kg. de zanahorias tiernas y limpias
2 cebollas grandes
100 gramos de manteca ( mantequilla )
2 cucharadas de aceite de oliva
1 taza de miga de pan remojada en leche
6 huevos semibatidos
1 taza de queso rallado
sal, pimienta, nuez moscada

Para decorar
Hojas de menta
Mayonesa

PREPARACION
Cocinar las zanahorias en agua caliente y con la cacerola tapada hasta que estén tiernas.
Retirarlas del agua y pisarlas hasta que quede un puré.

Picar las cebollas.
Poner en una cacerola la manteca y el aceite.
Llevar al fuego y cuando la manteca esté derretida y caliente, incorporar la cebolla.
Condimentarlas con algo de sal y dejarlas rehogar unos minutos nada más.
Retirarlas del fuego e incorporarlas a las zanahorias.

Mezclar y agregarle la miga remojada y exprimida, los huevos, el queso rallado y condimentos a gusto.

Enmantecar y espolvorear con pan rallado una budinera.
Volcar la preparación y llevar a horno moderado, 45 minutos aprox.
Probamos con la hoja de un cuchillo y si ésta sale limpia, es que está pronto el budín.
Se deja enfriar y luego se desmolda sobre una fuente.

Se decora con unas hojitas de menta y almendras.
Se sirve con salsa mayonesa.