Saltar al contenido

Tortitas con vegetales crocantes


Califica la receta

Porciones: 4

INGREDIENTES
Masa de tortitas
1 taza de harina (120 gramos)
1/2 taza de harina integral (60 gramos)
1 cucharadita de sal
Pizca de polvo de hornear
3 cucharadas de aceite
Agua apenas tibia en cantidad necesaria para formar la masa

Relleno
3 cucharadas de aceite
1 cebolla grande picada
2 tomates maduros picados
1 zapallito de tronco (zucchini) cortado en cubos pequeños
1 zanahoria grande raspada y picada
1 papa cortada en cubos pequeños
4 hojas de albahaca
1 rama chica de tomillo fresco o 1 cucharadita seco
1 cucharada de salsa de soja
Sal, pimienta a gusto

PREPARACIÓN
Masa de tortitas. Mezclar la harina, la harina integral, la sal y el polvo de hornear.
Agregar el aceite y de a poco agua tibia hasta formar una masa.
Volcar la masa sobre la mesa ligeramente enharinada y terminar de armar la masa cómodamente.
La masa debe tener una consistencia que permita que la masa se estire fácilmente.
Formar un bollo cubrirlo con un paño y dejarlo descansar mientras se prepara el relleno.

Relleno. Poner en una cacerola el aceite y llevarlo a calentar sobre el fuego.
Agregarle la cebolla picada con algo de sal y rehogarla.

Añadir los tomates picados, el zapallito, el tomillo, la zanahoria, la papa y cocinar unos minutos a fuego bien fuerte.
Este tipo de cocción permite que los ingredientes tiernos se cocinen rápidamente y los más resistentes como lo son la zanahoria y la papa queden cocidos pero bien crocantes.

En pocos minutos está prontas las verduras.
Retirar y agregar las hojas de albahaca cortadas en trozos a mano.
Terminar de condimentar con salsa de soja, sal y pimienta a gusto.

Cocción de las tortitas. Tomar porciones pequeñas de masa y estirarla dándole forma circular y bien fina.
A una sartén pasar un trozo de papel mojado en aceite.
Calentarlo y agregarle la tortita circular.
Cocinar lo necesario, dar vuelta y cocinar del otro lado.
Retirar.
Repetir lo mismo con el resto de la masa.
Ir acomodando las tortitas una sobre otra en un plato.
Las tortitas se mantendrán cubiertas con un paño seco para que conserven la humedad.

Una vez terminadas se cubren con el relleno de vegetales y se pueden comer así o enrrolladas.