Tomates adobados con perejil y ajo

plato de tomates adobados

Tomates adobados es una receta muy simple que a todos gusta, buena opción para hacer una variación de guarnición, a continuación damos todos los ingredientes para hacer estos tomates.

Porciones: 4

INGREDIENTES

  • 8 tomates peritas firmes
  • 1 manojo de perejil picado
  • 2 dientes de ajo picado (sacado el brote central)
  • 4 hojas de albahaca picada

Aderezo

  • Sal, pimienta al gusto
  • Aceite y jugo de limón o vinagre de manzana, al gusto

PREPARACIÓN

Para hacer los tomates adobados se preparan primero los tomates….

Lavar bien los tomates, cortarlos a la mitad, ahuecarlos, salarlos un poco y acomodarlos en una fuente, darlos vuelta para que rápidamente secar el exceso de jugo. Así se logran unos tomates adobados perfectos.

Vamos a preparar el aderezo de los tomates adobados….

Los dientes de ajo se cortan a la mitad y se retira el brote central que es lo que no se digiere. Después se pican bien chico y se mezcla con el perejil y la albahaca picada.

Se condimenta al gusto con sal, pimienta, aceite y limón o vinagre de manzana. Se dan vuelta los tomates y se van condimentando todos con el aderezo y los ajos. Se dejan en la heladera hasta el momento de servir para que vayan sazonándose.

TIPS: 

Cada vez que utilizamos ajo, como en esta receta tomates adobados. Una forma correcta de utilizarlo para que sea más digerible y no invada nuestra boca de un aroma desagradable. Cuando pelamos cada diente y lo cortamos a la mitad, y a lo largo. vamos a notar que cada mitad tiene un brote que de acuerdo al tiempo que se cosechó el ajo, puede ser el color más o menos intenso . Quitar este brote de ambos lados y luego utilizarlo de la forma que indica la receta.

Cuando apenas salamos cada mitad de tomate, inmediatamente sale un jugo excesivo que tiene. Entonces lo colocamos boca abajo para que el jugo salga naturalmente y se deposite en el plato. Es la forma más correcta que procuramos que esta ensalada salga prolija y gustosa.

Sabías que para que las cabezas de ajo te duren mucho más debes guardarlo en la heladera en la parte de menos frío.Si es posible en un envase de vidrio. Verás que resultado te da.

Del mismo modo cuando tienes mucha albahaca una forma de conservarla es lavar las hojas y forrar el fondo de un envase con papel cocina. Ligeramente humedecer el papel (apenas), luego acomodar las hojas de albahaca hasta cubrir el fondo, derramar sobre las hojas unas gotas de agua. Cubrir con papel cocina y repetir la operación hasta terminar las hojas de albahaca. Luego cerrar el envase y colocarlo en el freezer y congelarlo. Cada vez que necesites unas hojas las retiras y no desperdicias nada.

.