Saltar al contenido

Lactancia materna, la importancia de este alimento


Califica la receta

Cuando llega el momento de la lactancia materna toda mamá quiere tener el máximo de información sobre la leche materna.

Un sin fin de preguntas surgen de cada una de ellas y desean rápida y ansiosamente oír su contestación, pues la información es en beneficio de su bebé.
Toda duda no resuelta crea en la madre inseguridad y angustia hasta las preguntas más tontas u obvias para algunas mamás, son válidas e importantes para otras.
Hay que ser muy comprensible, y entender que la lactancia materna crea preocupación y no es un tema fácil para muchas.

Sienten que son muy responsables de esa nueva vida engendrada en su ser y que se encuentra totalmente dependiente de ella.

El motivo de este artículo es tratar de ser fundamentalmente informativo y a la vez concreto.

Debemos decir que la lactancia materna es de suma importancia y que el resultado de la misma es un balance perfecto de nutrientes y anticuerpos que el bebe necesita para su crecimiento, así como también para que su desarrollo sea sano. En fin, cuenta con todos los elementos nutritivos que el bebe necesita además de proporcionárselo en la medida justa y en la temperatura exacta que él la debe recibir.

Sabiendo que la lactancia materna proporciona todo esto, es como que quedamos sin temas para seguir encontrándole cualidades ya que éstas son tan importantes como básicas para el buen desarrollo y crecimiento del bebé.

Es la forma más natural, sana y sobre todo segura de alimentarlo.
Se crea entre la madre y el bebe un vínculo increíblemente delicioso, profundo y tierno.
Puede estar llorando sin parar en brazos de otro pero cuando se acerca su mamá y lo toca apenas, el llanto cesa como el mejor de los remedios.
La paz vuelve a su rostro y se siente pleno, de amor y de seguridad.

La lactamcia materna tiene beneficios tanto para el bebe como para la mamá.
En el bebe se ha comprobado que reduce las enfermedades comunes como las alergias, la diabetes, las otitis, trastornos gástricos y la obesidad.
También disminuye el riesgo de muerte súbita y la inmunidad se potencia.

En las mamás tiene un beneficio maravilloso, ayuda a bajar de peso en forma rápida y natural. Motivación importante para toda mujer que siempre está en lucha con algunos quilos de más.
Pero además, ayuda a contraer el útero para que retorne a su tamaño normal, reduce el riesgo de cáncer de mama y ovario y también influye en equilibrar su salud emocional.

El principal elemento con que cuenta la leche materna es el agua. Y más aún, el 85% de la leche materna es agua. Por eso es tan importante que la madre esté hidratada.
El bebe al mamar, le está quitando líquido, es por eso que su organismo le pide un mayor ingreso de agua.

Lo ideal es que la madre vaya bebiendo agua antes de sentir la sensación de sed, ya que a través de la leche se transportan todas las nutrientes al bebé para que éste crezca y se desarrolle.
Por lo tanto cuanto mejor hidratada está, mejor llegaran las nutrientes.
Resumiendo, una buena hidratación de la madre durante la lactancia dará como resultado una alimentación equilibrada a su hijo y los aportes de nutrientes llegaran mejor hacia todos los tejidos de su cuerpo, ya sea muscular, óseo y nervioso.

Recordemos que nada en el mundo puede sustituir la leche materna por eso es importante iniciar la lactancia lo antes posible, enseguida del nacimiento y continuar por lo menos hasta los 6 meses y de ser posible hasta que cumpla el año.