Saltar al contenido

Cremas de belleza naturales y caseras

La propuesta de hoy. Mejorar el rostro con elementos que estén a nuestro alcance, económicos y sobre todo, sencillos, efectivos y fáciles de hacer……….

Comencemos por la limpieza del cutis.
Todos sabemos la importancia que tiene realizar una limpieza diaria al rostro permitiendo lucir una piel más joven y descansada.

Para eso contamos con un elemento natural muy al alcance nuestro, el yogur descremado con unas gotas de aceite de almendra o maíz que resulta una mezcla excelente para limpiar rostro y cuello.
Lo aplicamos y luego retiramos con un algodón humedecido en agua.

Limpieza para cutis seco
Mezclar partes iguales de leche entera y jugo de melón, agregar una cucharada de agua de rosas y una cucharadita de glicerina.
Revolver bien y ponerlo en un frasco de vidrio bien tapado y dejarlo en la heladera. Agitarlo cada vez que se use.
Extenderlo sobre todo el rostro y dejarlo actuar unos minutos. Luego enjuagarse con agua tibia primero y agua fría después.

Otra fórmula más.
A tres almendras procesadas agregarle una cucharadita de harina de avena, una cucharadita de cáscara rallada de limón y una de agua mineral.
Mezclar hasta formar una crema.
Con ella se masajea suavemente el rostro y luego se retira con agua tibia.

Para quienes tienen problemas de acné.
Se aplica sobre el rostro una cucharada de miel con los dedos humedecidos y en forma circular se deja unos minutos y luego se retira con agua natural.

Otra. Disolver en un litro de agua destilada una cucharadita de bicarbonato de sodio, agregarle el jugo y la cáscara de un limón y una cucharada de alcohol. Poner en un frasco de vidrio tapado y llevarlo a la heladera.
Agitarlo cada vez que se usa.

Otra. Jugo de un limón, ½ taza de vinagre blanco, 3 gotas de alcohol.
Poner en un frasco de vidrio con tapa hermética y aplicar sobre los granitos con pequeños golpecitos.

Para aquellos que tienen un grano en la cara y quiere que desaparezca cuanto antes. Machacar bien una cebolla y mezclarla con 1 cucharada de miel y una de barro.
Se aplica sobre el grano o los granos, se deja actuar unos minutos y se retira enjuagándose con agua.
Esta aplicación ayuda a madurarlo y a sacar el pus.

Crema humectante.
Partes iguales de jugo de limón y miel.
Mezclar bien, aplicar sobre el rostro, dejar actuar durante 15 minutos y enjuagar con agua fría.

Loción blanqueadora para cutis normal o seco.
Media taza de jugo de pepinos, 2 cucharadas de jugo de limón, 1 cucharada de glicerina, media taza de agua de rosas.
Mezclar y agitar bien. Esta loción se aplica después de una limpieza y es también tonificante.

Loción blanqueadora para cutis graso.
Partes iguales de jugo de limón, glicerina y agua oxigenada, agitar bien y aplicar sobre el rostro, se retira con agua fría.

Máscaras para que el rostro luzca mejor.
Para piel seca.
Partes iguales de miel y de glicerina. Mezclar y aplicar sobre la piel limpia mediante movimientos circulares.
Dejar actuar unos minutos y retirar con abundante agua templada.

Para cutis normal o graso.
Partes iguales de miel y de leche, incorporar un huevo y revolver bien hasta que se mezcle todo. Aplicar sobre el rostro y dejar actuar unos quince minutos, retirar con agua templada.

Para aclarar pecas y tonificar.
Pisar la pulpa de sandía y aplicarla sobre el rostro durante quince minutos.
Enjuagarse con agua natural.

Para manchas en el rostro.
Rallar un nabo, envolverlo en gasa y exprimirlo. Pasarse el jugo por el rostro y dejarlo secar sin enjuagarse.