Saltar al contenido

Cazuela de garbanzos y arroz

Porciones: 6

INGREDIENTES
½ taza de aceite
1 cebolla picada
½ kg de tomates maduros
2 dientes de ajo picado
Sal y pimienta a gusto
300gramos de arroz
1 cubo de caldo de verduras
4 tazas de caldo de verduras (1000cc)
1 cucharada de pimentón dulce
1 cápsula de azafrán
1 cabeza entera de ajo
250gramos de garbanzos remojados y cocidos

PREPARACION
Garbanzos. Poner en remojo los garbanzos la noche anterior.
Cambiarles el agua y cocinarlos a fuego lento con una hoja de laurel hasta que estén a punto.
Cada vez que se forme espuma sobre el agua retirarla con una espumadera.
Al retirar la espuma se retira las impurezas que van eliminando.
Una vez a punto colarlos y reservarlos.

Cazuela. Poner el aceite en una cazuela preferentemente plana como una sartén grande o una paella.
Dejar calentar el aceite, agregar la cebolla, algo de sal y dejar que se rehogue.

Agregarle el tomate pelado y picado.
Dejarlos que se cocinen unos minutos y condimentar con algo de sal.

Incorporarle el arroz e ir revolviendo para que se impregne del resto de los ingredientes.
Añadirle el pimentón y el azafrán y continuar revolviendo hasta que el arroz necesite más líquido.

Agregarle el cubo de caldo rallado y las 4 tazas de caldo caliente mezclando muy bien durante unos minutos.
Retirar del fuego la sartén.
Ponerle en el centro de la preparación la cabeza de ajo entera, sin pelar y previamente lavada.

Terminar de cocinar en el horno a una temperatura alta de 200º hasta que el líquido haya desaparecido y el arroz esté apenas a punto.
Aproximadamente 10 o 15 minutos.

Unos minutos antes de terminar la cocción del arroz, incorporarle los garbanzos.
Dejarlos así sin mezclar porque todavía el arroz no está pronto.

Una vez el arroz cocido se mezcla todo.
Se retira la cabeza de ajo, se deja enfriar un poco y luego se aprieta para que salga la crema que se formó.

Se agrega un poco de este puré a cada plato ya servido.