Saltar al contenido

Budín light de chauchas sin horno, apto para celíacos

budín chauchas

Budín light es una comida para  aquél que quiere comer sano, sin muchas calorías pero sin quitarle el gusto a la comida.

Porciones: 4
INGREDIENTES

½ kg de chauchas (ejotes, judías verdes)
Caldo de verdura cantidad necesaria
1 cebolla grande morada o blanca
1 morrón colorado grande (pimiento, ají dulce)
2 cucharadas de ajo y perejil picados
3 huevos
200 gramos de queso crema descremado (apto para celíacos)
2 cucharadas de almidón de maíz (fécula, espesante)
1 cucharadita de agar agar (una especie de gelatina pero que proviene del mar)
Sal cantidad necesaria
Especias a gusto (por ejemplo: pimentón picante, cardamomo, pimienta)

PREPARACIÓN

Para hacer el budín light empecemos por limpiar y cocinar las chauchas….

Lavarlas bien, despuntarlas y sacarles el hilo que tiene en los bordes. Picarlas y cocinarlas al vapor hasta que estén tiernas.

Como continuamos para preparar el budín light….

Poner en una cacerola ½ taza de caldo de verduras o un sobrante de agua donde se cocinó verduras. Llevar al fuego hasta que el caldo hierva. Agregar la cebolla picada y algo de sal. Dejar cocinar unos dos minutos y agregar el morrón rojo picado. Mezclar de vez en cuando hasta que la cebolla y el morrón estén tiernos. Si es necesario agregar más caldo caliente hasta que los ingredientes se terminen de cocinar. Retirar del fuego.

Entramos a la parte final del budín light….

Volcar sobre las chauchas revolviendo bien hasta que se mezcle todo. Agregar el queso descremado, los huevos, y el almidón de maíz.
Revolver todo hasta que quede homogéneo. Poner en el fuego y cocinar siempre revolviendo hasta que rompa hervor.
Volcar la cucharadita de agar agar y continuar revolviendo hasta notar que la preparación espese. Retirar y condimentar al gusto con sal, perejil,  ajo picado y especias.

Ahora solo nos falta un molde para volcar el budín light….

Podemos emplear una flanera de silicona con tubo central y dejar el budín hasta que tome temperatura ambiente. Luego ponerlo en la heladera durante varias horas o toda la noche. Si no tienes un molde siliconado puedes emplear un molde aceitado y espolvoreado con harina de arroz. Transcurrido el tiempo se desmolda y queda igual que si lo hiciéramos al horno pero con menos trabajo. Se sirve frío acompañado de ensaladas.

DECORACION

La decoración la hicimos con «rosas de zanahorias». Es una técnica muy sencilla, pero que como ven, da muy buenos resultados. Para hacer las rosas utilizamos un sacapuntas especial que se utiliza ara obtener finas láminas de distintos vegetales. Aplicamos ese sacapuntas a una zanahoria cruda, previamente lavada, y obtenemos así una tira del largo que queremos. Esa tira la enrollaremos para darle la forma de la rosa. Esto es fácil, porque la tira tenderá a enrollarse gracias al método con el que la hemos obtenido.

 p