Budín de mandarina




Budín de mandarina
5 (100%) 2 votes

Budín de mandarina es una forma fácil de tener un budín fresco de frutas al natural en forma súper rápida. Si pruebas hacer este budín comprobarás por ti misma que se obtiene un budín de mandarina espléndido en poco tiempo y económico. Si quieres saber las propiedades de la mandarina https://www.solovegetales.com/propiedades-de-la-mandarina-2575/

Porciones: 8 a 10 

INGREDIENTES

  • 2 mandarinas medianas con la cáscara
  • 2 huevos
  • 1 taza de aceite
  • Pizca de sal
  • 2 tazas de azúcar (400 gramos)
  • 1/2 taza de almidón de maíz (fécula, espesante)
  • 3 tazas de harina 0000 o la que consigas (360 gramos)
  • 3 cucharaditas de polvo de hornear (leudante, levadura química)
  • 1 cucharada de esencia de vainilla

PREPARACIÓN

Comenzamos a preparar el budín de mandarina con la fruta….

Tomamos las mandarinas las lavamos bien y cortamos en cuartos. Les retiramos las semillas, no la cáscara  y la volvemos a cortar cada cuarto a la mitad. Las ponemos en el vaso de la licuadora junto con el azúcar, el aceite, los huevos y la esencia de vainilla. Licuar todo hasta que se transforme en una preparación homogénea.

Cómo terminamos este budín….

Seguidamente retiramos la preparación  del vaso de la licuadora y la ponemos por ejemplo en un bol. Después tamizamos la harina, el almidón de maíz junto con la sal y el polvo de hornear. E inmediatamente ponemos los ingredientes secos en otro bol. Y vamos volcando de a poco el contenido húmedo mientras vamos revolviendo para que se mezcle bien todo. Pasamos mantequilla a todo el molde y también lo enharinamos. Nosotros utilizamos un molde de budín con tubo en el centro.

Nos queda solo cocinar el budín de mandarina….

Básicamente para cocinar el budín conviene precalentar el horno a horno moderado 180º C. Y una vez pronto colocamos el molde en el horno. Dejamos cocinar durante 30 o 35 minutos dependiendo de cada horno. O podemos retirar el budín y pinchar el centro con un cuchillo bien limpio y cuando éste sale limpio sin nada adherido quiere decir que está pronto y además tenemos la seguridad que está todo cocido.

Retiramos el budín del horno, esperamos que enfríe un poco y lo desmoldamos. Si queremos podemos espolvorear con azúcar impalpable. Pero así simple queda muy rico. Cuando está frío lo cortamos en rodajas y lo servimos con un café o un te.