Saltar al contenido

Berenjenas al horno bañadas con una salsa deliciosa

corta en rebanadas las berenjenas y cúbrelas con la salsa indicada cocínela en tu horno y verás que rica que son

Berenjenas al horno bañadas con una salsa deliciosa
Califica la receta

Berenjenas al horno con una salsa deliciosa. Dado la variedad de recetas que se pueden preparar con berenjenas hemos añadido varias en solovegetales como Rollitos de berenjenas para lucirnos. Si te gustan las berenjenas no dejes de probar esta receta que es superdeliciosa.

Tiene varias propiedades y te la vamos a decir en forma corta y concreta. La berenjena al ser ligeramente amarga es un buen depurativo y beneficia el buen funcionamiento del hígado.

Dado a eso mejora la vesícula al mejorar la digestión de las grasas. El potasio es el mineral que más cantidad tiene y se la considera un fruto.

Su consumo baja los niveles de glucemia por lo tanto es beneficiosa para las personas diabéticas. Esta preparación de berenjenas al horno cortadas en tajadas, cuenta con una combinación de ingredientes comunes.

Porciones: 4

INGREDIENTES

  • 3 berenjenas bien grandes
  • 2 tomates picados
  • 1 cebolla picada
  • 2 cucharadas de perejil picado
  • 1 morrón picado (pimiento, ají dulce)
  • 150 gramos de queso cortado en cubos pequeños
  • Sal y pimienta

PREPARACIÓN

Berenjenas al horno como se preparan….

Para preparar las berenjenas al horno, lavar bien las berenjenas y cortarlas a lo largo en tajadas de 1/2 cm de espesor. Untar con aceite una placa de horno y apoyar las tajadas de berenjenas en la placa.

Cocinar en un horno moderado de 180º solo para ablandarlas un poco. Luego retirarlas y reservarlas.

Como se prepara la cubierta de las berenjenas al horno….

Mezclar los tomates , la cebolla, el perejil picado, el morrón y el queso en un recipiente. Condimentar con aceite, sal y pimienta a gusto. Dejar reposar 1 hora en la heladera para que se sazone bien.

Se terminan las berenjenas al horno de esta forma….

Cubrir cada tajada de berenjena con la preparación en forma generosa. Llevar nuevamente al horno, previamente precalentado a 180º C  durante 10 minutos o hasta que el queso se derrita. Retirar y servir. Se pueden comer tanto calientes como tibias o frías. Resulta un manjar.

Dado los ingredientes de la cubierta que están crudos y además no son adecuados para congelar, no se pueden congelar, pero su elaboración es muy fácil y en poco rato se puede preparar las veces que se quiera.