Saltar al contenido

Soufflé de arroz

Soufflé de arroz para lograr que resulte un éxito hay que seguir ciertas reglas como comerlo recién sacado del horno. Puede resultar una comida éxitosa si la comemos recién sale del horno o un fracaso si lo servimos un rato después de sacarlo del horno.

Porciones: 4 a 6

INGREDIENTES

1 litro de leche
1 taza de arroz
30 gramos de mantequilla
4 yemas de huevo
4 claras de huevo batidas a nieve
1 taza de queso rallado
Sal, pimienta, nuez moscada a gusto

PREPARACIÓN

Primero, para hacer el soufflé de arroz debemos cocinar el arroz….

Para cocinar el arroz, lo ponemos en una cacerola y lo cubrimos con leche y agregamos algo de sal. Lo ponemos sobre el fuego y debemos aclarar que pasa bastante tiempo para conseguir el punto. La leche se tiene que evaporar y el arroz queda cocido y cremoso.

Terminamos de hacer el soufflé agregándole los ingredientes y algo más que es fundamental para que el soufflé de arroz aumente mucho….

En ese momento se agrega la mantequilla, la pimienta y ralladura de nuez moscada a gusto. Luego se mezcla todo y se agrega las yemas y el queso rallado. Se condimenta con sal y pimienta. Batir las claras a nieve e incorporar en forma lenta y envolvente. Después enmantecar un molde de soufflé y verter la preparación. Cocinar en horno precalentado caliente 200º durante aproximadamente 15 minutos o hasta que haya levado mucho y esté ligeramente dorado. Para saber seguro que está cocido y a punto pinchar el centro con un cuchillo y al sacar la punta de éste, si sale sin nada adherido está en el punto justo.

Retirar y servir enseguida ya que el soufflé una vez sacado del horno se baja con rapidez. Es ideal para días frío para templar el cuerpo ya que se sirve y se ingiere apenas sacado del horno.