Saltar al contenido

Pizza vegetariana

Porciones: 6

INGREDIENTES
Masa
3 tazas de harina ( 360 gramos )
3/4 taza de agua tibia aproximadamente
2 cucharaditas de sal
30 gramos de manteca
1/2 cucharada de levadura fresca
1 cucharada de azúcar
2 cucharadas de harina
1/2 taza de agua tibia ( 125cc )

Relleno
2 espinacas
1 ají colorado ( morrón, pimiento dulce )
1 cebolla grande
2 dientes de ajos
1/4 taza de aceite de oliva
2 cucharadas de queso rallado
2 huevos
sal y pimienta a gusto
250 gramos de queso mozzarella ( muzzarella )

PREPARACION
Levadura. Poner en un recipiente chico, de plástico o vidrio la levadura desgranada.
Aregarle el azúcar, el agua tibia y revolver con palita de madera.
Añadir la dos cucharadas de harina y volver a revolver. Dejar que leve unos 10 minutos.

Aparte, poner en un bol la harina y la sal, incorporar la manteca bien blanda y ayudándonos con las manos ir integrándola a la harina.

Verter parte del agua tibia y revolver.
Volcar la levadura e ir formando una masa, agregándole el agua que sea necesaria hasta que tome consistencia blanda.
Amasar, ayudándonos con un poco de harina hasta lograr que no se pegue en la mesada.

Formar un bollo y ponerlo en un bol para que la masa pueda levar tranquila. Tapar el bol con un nailon ( plástico ) y luego con un paño. Dejarla durante media hora más o menos o hasta que haya duplicado su tamaño.

Relleno. Se lavan bien las hojas de espinacas.
Se pican bien chiquito la cebolla y el ají y se ponen a rehogar en una cacerola con un poco de aceite hasta que estén blandas.

Se le agrega las espinacas picadas cortadas en juliana y los ajos picados.
Se deja cocinar hasta que la espinaca se marchite.
Luego se retira del fuego y se retira el líquido que se haya formado.
Se le agrega a esta preparación el queso rallado, los huevos y condimentos a gusto.

Una vez que la masa ha llegado a su punto de levado se estira con el palote y se pone sobre una placa de horno bien aceitada.
Cubrir la masa con la preparación anterior y rociar con un chorrito de aceite de oliva.
Llevar a horno caliente hasta que la masa esté casi cocida.

Retirarla cubrirla con el queso mozzarella y dejarla unos minutos con el horno apagado.
Es realmente deliciosa.

Información que sirve. Si desean freezarla se puede cortar la pizza en porciones y llevarla a congelar antes de que esté fría del todo. Queda como recién hecha.