Saltar al contenido

Entrada agridulce de peras con queso y nueces

La pera es una fruta que se presta para platos salados como este. Al tener mucha cantidad de agua es la fruta indicada para mantener la piel hidratada al igual que todo el cuerpo. Es depurativa y colabora con quienes sufren de gota o sufren de los riñones. La piel favorece el movimiento intestinal y facilita el proceso digestivo evitando el estreñimiento.

Porciones: 6

INGREDIENTES
100gramos de queso crema natural
100gramos de queso roquefort
3 o 4 cucharadas de crema de leche (nata)
½ taza de nueces picadas (50gramos)
6 peras grandes y firmes
1 cucharada de jugo de limón
Sal, pimienta

PREPARACION
Pelar cuidadosamente las peras, colocarlas en un bol y rociarlas con jugo de limón.
Reservarlas.

Relleno. Mezclar los quesos (crema y roquefort) junto con la crema de leche hasta formar una crema consistente.
Agregarle las nueces (reservar 6 trozos para decorar) y condimentar toda la preparación con sal y pimienta.

Armado del plato. Preparar una ensalada de hojas verdes (berro, radicha, lechuga etc.) y ponerlas en una fuente.
Cortar con cuidado las peras a la mitad. Secarlas con papel de cocina.
Limpiar el centro ahuecándolo un poco más.
Colocar las mitades de pera en forma decorativa en la fuente sobre las hojas verdes.

Poner el relleno en una manga y distribuirlo sobre las peras.
Terminar con un copo de crema y decorar cada mitad con un trozo de nuez.